Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Hero-image-4

Bio-VERIA 4 WP, primer insecticida microbiológico de origen costarricense

Costa Rica alberga el 6,5% de la biodiversidad mundial, en un espacio de menos del 1% de la superficie mundial. Como país, Costa Rica sobresale por el compromiso de conservar la cobertura forestal y la biodiversidad que se aloja en su territorio.
Se conoce que, a nivel de suelo, cada gramo de tierra tiene 100 millones de bacterias, compuestas por 10 mil especies diferentes de microorganismos. De esa cantidad de microorganismos, solo se ha logrado aislar en laboratorio el 1%. A nivel general, solo conocemos el 5% de las especies de microorganismos existentes. En resumen, existe una gran cantidad de microorganismos por descubrir que pueden presentar potenciales fuentes de nuevos productos o destinarse a innovadoras aplicaciones, como por ejemplo productos antagonistas, descomponedores, biorremediación, fertilizantes, enmiendas, bioestimulantes, plaguicidas microbiológicos y muchas otras aplicaciones.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

noticia imagen
Según PROCOMER (Ulloa, 2017), el mercado de control biológico presenta una proyección del 30% del crecimiento anual promedio en el periodo del 2016 al 2025. Dicho crecimiento se debe a las exigencias de los consumidores con mayor conciencia ambiental, a las regulaciones de los gobiernos a nivel mundial, a las innovaciones en las tecnologías de producción de bioplaguicidas, al crecimiento poblacional y a que las grandes compañías están apostando por los bioplaguicidas.
En Centro América, el registro de los plaguicidas microbiológicos se regula con el Decreto Ejecutivo N° 40793 MAG-MEIC-COMEX Reglamento Técnico Centroamericano (RTCA) 65.05.61:16. Dicho reglamento fue publicado el 27 de abril de 2017 en Costa Rica.
noticia imagen 2
Dicho reglamento establece los requisitos que comprueban la eficacia, seguridad ambiental y humana del plaguicida microbiológico a registrar. Entre los requisitos se solicitan pruebas de laboratorios especializados que demuestran el nivel de toxicidad dérmica, inhalatoria, ocular, así como la toxicidad en organismos no objetivo, como algas, peces, microcrustáceos, aves y abejas. También incluyen pruebas de eficacia biológica que demuestran el efecto del plaguicida en el control de las enfermedades o plagas de los cultivos.
EL proceso de desarrollo de Bio-VERIA 4 WP inició en el 2012 con el aislamiento (de suelo costarricense) y selección de una cepa eficiente en el control de diferentes plagas de importancia agrícola. La eficacia del microorganismo se demostró con pruebas in vitro (en laboratorio) e in vivo (en campo e invernadero). De manera paralela se iniciaron los esfuerzos para el escalamiento del cultivo del microorganismo a nivel productivo.
En el 2016 la empresa fue beneficiaria de los fondos no reembolsables del proyecto PROPYME, administrado por el Ministerio de Innovación, Ciencia, Tecnología y Telecuminicaciones (MICITT). El proyecto beneficiario se tituló “Desarrollo de bioproductos innovadores a base de microorganismos y metabolitos para el control biológico de plagas y enfermedades de interés nacional”; en el mismo participó el Centro Nacional de Innovaciones Biotecnológicas (CENIBiot) como unidad de investigación en una parte del downstream del proceso productivo de Bio-VERIA 4 WP. Los fondos PROPYME inyectaron capital destinado a mejorar el proceso de escalamiento y sobre todo la formulación del producto. Se recibió capacitación por parte de un doctor en química industrial con años de experiencia en la formulación de agroquímicos; con la asesoría de esta persona se logró una formulación en polvo, estable, que permita la sobrevivencia del microorganismo durante el periodo de almacenamiento, que se humedezca por completo al agregar el agua de aplicación, con la capacidad de mantener al microorganismo en suspensión en el tanque de aplicación y que potencie la eficacia del hongo entomopatógeno. Asimismo, los fondos se emplearon para realizar las pruebas de toxicología y ecotoxicología que son requisito del RTCA.
Una vez reunidos todos los requisitos para el registro, se presentó la documentación completa en diciembre del 2019.
noticia imagen 3
Durante el periodo de espera para la obtención del registro se continuó el desarrollo. Para ello se realizaron ensayos oficiales en diferentes cultivos; de manera, que a la fecha se cuenta con autorizaciones de uso en cultivos de la familia Solanaceae (tomate, papa, chile dulce, berenjena), Cucurbitáceas (melón, sandía, chayote, ayote, pepino), Poaceas (arroz, maíz, sorgo), así como en café y piña.
Finalmente, el registro de Bio-VERIA 4 WP fue aprobado el 21 de setiembre de 2023, con el número M0002. Convirtiendo así a BioVENKO en la primera empresa de capital costarricense en registrar un plaguicida microbiológico en Costa Rica bajo la legislación vigente.
Celebramos la obtención de este registro en el que tanto hemos trabajado. De BioVENKO para el sector agroindustrial reafirmamos el compromiso de continuar brindando productos eficientes, producidos y evaluados bajo el rigor científico, que permitan no solo reducir la carga química, sino también favorecer la seguridad alimentaria y con ello el bienestar del planeta.